Que te creíste tú, que eras el rey,
Que yo era menos por ser mujer,
El indomable, el perro infiel,
El que imponía su ley.

Que te creíste tú, si te entregué,
Toda mi vida mi juventud,
Todos mis sueños, mi gratitud
Y no supiste entender.

Te creíste el rey, el indispensable
El amo y señor, el que todo lo sabe,
Te creíste el dueño de mi corazón
Pero te equivocaste.

Que te creíste tú,
Que esto era interminable
Te ofrecí mi vida la desperdiciaste,
Recorrí con tigo un largo camino y no me valoraste

Que te creíste tú, que eras el rey,
Que yo era menos por ser mujer,
El indomable, el perro infiel,
El que imponía su ley.

Que te creíste tú, si te entregué,
Toda mi vida mi juventud,
Todos mis sueños, mi gratitud
Y no supiste entender.

Te creíste el rey, el indispensable
El amo y señor, el que todo lo sabe,
Te creíste el dueño de mi corazón
Pero te equivocaste.

Que te creíste tú,
Que esto era interminable
Te ofrecí mi vida la desperdiciaste,
Recorrí con tigo un largo camino y no me valoraste

Solamente te deseo lo mejor,
Pero tú por tu camino yo en el mío,
Que en tu rumbo siempre este con tigo Dios
Por que se que Dios siempre estará con migo

Te creíste el rey, el indispensable
El amo y señor, el que todo lo sabe,
Te creíste el dueño de mi corazón
Pero te equivocaste.

Que te creíste tú,
Que esto era interminable
Te ofrecí mi vida la desperdiciaste,
Recorrí con tigo un largo camino y no me valoraste